Menu
RSS

btedicion

México: la fuga del Chapo Guzmán, demostración del poder narco

444 mx banner fuga chapoMéxico DF - ¿Quién gobierna el país? ¿Las autoridades legales o las bandas criminales del narcotráfico? No es un interrogante de respuesta sencilla e inmediata. Dicho en otras palabras, los narcos no gobiernan pero cada día dominan mayores territorios y, corrupción mediante, manejan resortes del poder.

La fuga del “Chapo”, Joaquín Guzmán, de la prisión de alta seguridad de El Altiplano, a 90 kilómetros de la capital del país, es una prueba de esto último.

Su escape es tragicómico. En una prisión de alta seguridad fue cavado un túnel de 1,5 kilómetro de largo por donde el capo de la droga se fugó. Obviamente, nadie escuchó nada y nadie vio nada. Solo posible con la complicidad de la casi totalidad del penal. En particular, su plana mayor.

Guzmán es el jefe del Cartel de Sinaloa y fue el narcotraficante más buscado por México y los Estados Unidos hasta su arresto, llevado a cabo por la marina de México en un complejo turístico de la ciudad de Mazatlán, sobre la costa del Océano Pacífico.

Hasta entonces, el Chapo aparecía en los listados de los hombres más ricos del mundo de la revista Forbes. La propia revista confesó que le costaba rastrear los bienes del mexicano.

Por supuesto, toda clase de leyendas se difunden alrededor del personaje. Por ejemplo que cuando concurría a comer a los mejores restaurantes del país, su guardia secuestraba todos los teléfonos celulares de los clientes presentes y luego Chapo pagaba la totalidad de las adiciones.

Varios son los matrimonios que se le adjudican, el último con una reina de belleza en el 2007. Se calcula que es padre de diez hijos.

Como jefe del cartel de Sinaloa ordenó una guerra sangrienta contra el Estado mexicano y contra el cartel rival de Los Zetas. El saldo de esa guerra, desde el 2005, es de más de 80 mil muertos.

La fuga de Guzmán debilita sensiblemente al presidente Enrique Peña Nieto quien ya debía afrontar la irresuelta desaparición de los 43 estudiantes de Iguala, la constante aparición de cadáveres en fosas comunes y el homicidio del periodista Rubén Espinosa que investigaba las relaciones entre el gobernador de Veracruz, Javier Duarte y el Cartel de los Zetas.

También es un desafío para la DEA, el organismo antidrogas norteamericano. Ocurre que Guzmán ostenta el nada glorioso título de enemigo público número uno en los Estados Unidos. Título que no fue concedido a nadie desde Al Capone. Es precisamente, en las calles de Chicago, donde el Cartel de Sinaloa vende gran parte de su producción de cocaína.

El Cartel de Sinaloa es considerado como la organización criminal más poderosa de las que actúan en los Estados Unidos. En su momento, la caída de Chapo en nada modificó las actividades de la organización criminal.

¿Dónde está Guzmán? Seguramente en México, probablemente en Sinaloa. Caso contrario puede estar en Guatemala, El Salvador u Honduras donde su organización cuenta con suficiente ramificación. O en Colombia, donde bajo el nombre de Federación, el Cartel de Sinaloa reemplazó a los de Cali y de Medellín y comercia la droga de las FARC, la Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Según el diario El Tiempo de Bogotá, Colombia, el Cartel de Sinaloa controla el 35 por ciento de la producción de cocaína colombiana. Es decir, cien toneladas anuales.

Fuente: agencias/www.visionfederal.com 

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube