Menu
RSS

btedicion

En Argentina hay menos pobreza que en Dinamarca, afirmó Cristina sin inmutarse

044 cfk faoNación - La tasa pobreza local "inferior al 5%" que informó la Presidente al auditorio de la FAO es menor que la de las economías de Europa del Norte, que observan el mayor índice de desarrollo humano del mundo. Sorprendió el dato de Cristina Kirchner, ya que el ministro de Economía Axel Kicillof dijo desconocer el nivel de pobreza en el país y que medirla era "estigmatizante".

Cristina Kirchner tiene ahora un nuevo objetivo, instalarse como una referente internacional, y en esa dirección se mueve. Se reunió con el ex presidente de Brasil Lula da Silva, habló de política internacional con el Papa Francisco, y hoy se plantó ante los miembros de la FAO, la oficina de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, para decirles que "la presencia del Estado ha contribuido a que la Argentina erradicara la presencia del hambre" gracias a las "políticas públicas muy activas y direccionadas" como la Asignación Universal por Hijo, el Plan Progresar o la asignación por embarazo.

Sin embargo con la excusa de un "problema de empalme" en las estadísticas, hace más de un año que el Indec no informa los índices de pobreza e indigencia del país. Pero desde Roma, Cristina Kirchner por primera vez reveló las cifras que maneja su Gobierno y aseguró que la pobreza en la Argentina está en torno al 5 por ciento, mientras que la indigencia ronda el 1 por ciento. Son números que están en consonancia con las últimas cifras que dio el Indec, antes de dejar de publicar los indicadores. En diciembre de 2013, el organismo estimó que el nivel de pobreza de la población argentina era del 4,7 por ciento.

Datos que contrastan significativamente con el informe del Observatorio de la Deuda Social, de la Universidad Católica Argentina, que evaluó que la pobreza en Argentina alcanza al 27,5% de la población y que los indigentes rondan un 5,5%. Guarismos, que por supuesto, fueron cuestionados por el Gobierno, en épocas en que Jorge Capitanich era jefe de Gabinete, que sin sonrojarse dijo "que la pobreza había sido erradicada en la Argentina".

De acuerdo con el banco de datos de la OCDE, Islandia posee una tasa de pobreza del 5,9%; República Checa, 5,91%; Dinamarca, 6%; Finlandia, 7,5% y Noruega, 7,71%. En la mitad de la lista se encuentra Suiza (10,2%) y al tope, Israel (20,8%). Los datos corresponden al 2011 o última medición disponible en la serie estadística, información que puede convertir en ridícula la afirmación de la primera mandataria de Argentina.

Como es su costumbre, la Presidente cuando se para frente a un atril y con un micrófono enfrente no pierde la oportunidad para plantear sus ataques contra algún sector, sin tomar en cuenta que estaba en un escenario internacional, fustigo a los productores argentinos que se niegan a vender su soja a la espera de mejores condiciones y pidió que los países acuerden una regulación mundial para evitar la especulación en la venta de granos. La escuchaba atentamente Guillermo Moreno, que goza de un destino dorado en la embajada Argentina en Italia.

En su prédica por una mayor intervención del Estado en todos los niveles de una sociedad disparó: "Lo digo con la autoridad de que en mi país tenemos una reserva del 60% de la soja a nivel global. Esto no es responsabilidad del Estado, porque no puede obligar a vender a nadie, pero debería haber regulaciones globales, en las que todos los países signatarios de la carta de San Francisco, que dio origen a la Naciones Unidas, deban estar atados a determinados comportamientos".

Advertida de que su discurso avanzaba hacia la socialización de la economía, intento relativizar sus dichos y corrigió: "¿Vamos a esperar que el mundo tenga problemas de granos con gente que acumula granos de arroz, de trigo o de soja para intervenir? No queremos socializar nada, pero una cosa es socializar y otra es especular con el hambre", cuestionó.

En su conocida confrontación con "el campo" Cristina enfatizó: que la "avergüenza que haya mercados a futuro" de granos como si se tratara de bienes como el dólar o el oro. "Que vendan o no vendan tiene que ver con que la gente pueda comer. Nadie pide que los productores pierdan dinero, lo único que pedimos es que la especulación tiene que tener regulación".

Como se advierte, Cristina Kirchner encamina sus pasos para intentar posicionarse a nivel internacional, eligió para ese destino un discurso que alienta la fuerte intervención del Estado en la vida de la sociedad. Su primera escala podría ser convertirse en miembro del Parlasur, una institución del Mercosur todavía inexistente, que recién funcionaría en el 2020, pero que otorgará fueros parlamentarios a sus miembros, que en la Argentina serán elegidos el próximo octubre, que los protegerán de las acciones judiciales, por supuesto remuneración, gastos de representación, viajes, que facilitarían las acciones de los legisladores.

Todo indica que Cristina Kirchner se postularía para esa posición, que también la mantendrá a cubierto de la causas judiciales que, por ahora, duermen en los Tribunales, que le daría un escenario para su posicionamiento internacional, e incluso algunos dirigentes del FpV afirman que serían un gran incentivo para cosechar votos en las elecciones de octubre.
Fuente: agencias/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube