Menu
RSS

btedicion

Futuro hipotecado, menos del 50% de los alumnos termina la secundaria

estudiantes secundariaNación - De los alumnos que inician el nivel secundario en nuestro país sólo el 43% llega a finalizarlo. El alarmante dato se desprende del último informe publicado por el Instituto Torcuato Di Tella, 720.000 jovenes en edad de estudiar, están fuera del sistema.

Esto posiciona al país como uno de los más bajos en América Latina, por debajo de Bolivia, Paraguay y Ecuador. Los mejores posicionados son Perú y Chile, que cuentan con un 70% de estudiantes que completan el ciclo, señala el sitio de noticias.

La brecha entre la educación estatal y la privada es cada vez más profunda. Casi la mitad de los adolescentes que ingresan en el nivel secundario abandonan los estudios por la repitencia reiterada, las necesidades económicas y la falta de sentido de utilidad que reciben de la propia escuela.

El crecimiento del presupuesto estatal revela de manera tajante que más dinero no significa mejor calidad. El paro como metodología única de reclamo salarial ha distorsionado el papel del gremio docente en el sistema y se ha perdido el concepto de "trabajador intelectual". A la universidad llegan cada vez más jóvenes, pero egresan cada vez menos y, encima, dedican mucho tiempo más que el previsto para alcanzar el título de grado.

Esas son algunas de las conclusiones a las que ha llegado La Nacion en una amplia consulta con distintos sectores involucrados en la cuestión educativa pocos días antes del comienzo del ciclo lectivo 2011, que tendrá varias particularidades, entre las que se destacan el nuevo sistema del nivel secundario, la extensión de un año a la formación docente, un presupuesto nacional de $ 820 millones para mejorar las 1400 escuelas técnicas que funcionan en todo el país y la distribución de 1.700.000 computadoras entre los alumnos del sector estatal.

Con un índice de alfabetismo altísimo (sólo el 2,5% de la población no sabe leer ni escribir y ese fenómeno afecta básicamente a zonas marginales del país), la Argentina enfrenta en esta segunda década del siglo XXI el desafío de mejorar la calidad educativa y dejar atrás el esquema de repitencia y de abandono que se registra tanto en el nivel medio como en el ámbito universitario.

Según cifras oficiales de 2007, entre escuelas públicas y privadas de nuestro país, en los niveles primario y secundario, más de 600.000 estudiantes repiten grados o años, en un universo total de casi 9,5 millones de alumnos.

Para Claudia Romero, directora del Area de Educación de la Universidad Torcuato Di Tella, hay mucha razones para este resultado. "La pérdida de sentido que tiene la escuela, el mundo laboral que atrae a los jóvenes que necesitan generar recursos, la repitencia reiterada", son algunos de los motivos que Romero había citado anteriormente en declaraciones al diario La Nación.

La especialista también consideró entre las soluciones "una fuerte política de becas, un sistema de acompañamiento personalizado para los sectores que están en riesgo a cargo de servicios de orientación y tutoría".

En el Gobierno Nacional son concientes de este flagelo. El ministro de Educación, Alberto Sileoni, sostuvo hace un año que la deserción escolar "es un problema serio" aunque intentó en ese entonces minimizar el impacto comparando la situación conla de los países desarrollado. “En Francia le han declarado la guerra al abandono escolar”, ejemplificó aquella vez.

“En la Argentina se van los más pobres: en el quintín más pobre de la población el abandono es del 30% y en el quintín menos pobre el abandono es del 6%”, dijo el ministro.

Además, Sileoni confió en que el plan oficial de reparto de computadoras portátiles a los alumnos y la "Asignación Universal por Hijo" sean herramientas que ayuden a combatir el abandono escolar.

No obstante, para Romero este último recurso, que le asigna una suma de $220 a cada hijo menor de edad de padres desocupados o con empleo en negro y como contraprestación exige la asistencia a clases, si bien "puede generar mejores condiciones para la escolaridad, las escuelas tienen que ser capaces de conservar a sus alumnos. Enseñarles más no depende de esta medida".

El diagnóstico más claro y que generó más controversias sobre la situación de la educación en el país fue el reciente informe del Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA), de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que mostró que la Argentina quedó ubicada por debajo de otros países de la región y que descendió 20 unidades entre 2000 y 2009, ya que los adolescentes de 15 años tenían serias dificultades para comprender textos y para resolver cálculos matemáticos.

(Unicef efectuó un profundo estudio sobre la situación de la educación secundaria, a cuyas conclusiones se puede acceder haciendo click aquí)
Fuente:utdt/nación/urg24/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube