Menu
RSS

btedicion

El gobernador Alperovich blanco de una masiva protesta

protesta contra alperovich tmanTucumán - Este miércoles más de 15 mil tucumanos se manifestaron en la Plaza Independencia frente a la Gobernación, reclamanron la renuncia del gobernador José Alperovich, a quien durante la tarde le escracharon una de sus concesionarias de autos, uno de los tantos negocios que tiene el mandatario. Fue la reacción por la salvaje represión de la policía ante un marcha de protesta por los saqueos.

Si bien pacífica, en la protesta entre varios cánticos se impuso el clásico "que se vayan todos", lo que volvió a traer a la memoria cierto clima de época del 2001. Un grupo de los manifestantes luego de retirarse de la plaza se acercó a la Comisaría Primera, al Canal 8 local y a una concesionaria de Alperovich, para escracharlos.

En Canal 8, tiraron basura, insultaron a periodistas y trataron de prender fuego. Después se acercaron a la Comisaría, donde tiraron huevos y basura. Además escribieron en la fachada "violadores" y "saqueadores". Finalmente, fueron hasta la concesionaria ubicada en calle San Lorenzo al 200. Allí un grupo pequeño rompió un vidrio, ante el rechazo del resto, y dejaron una bandera que pedía la renuncia del gobernador José Alperovich.

Previamente, en la manifestación algunos de los presentes agredieron a periodistas de Canal 10, Canal 8 y CCC, a quienes culpaban de ocultar información. Dos periodistas, tuvieron que ser trasladados a un hospital. El hecho provocó un fuerte rechazo de otros manifestantes.

Los tucumanos no ahorraron críticas para la policía provincial, cuyos efectivos que hoy regresaron a las calles sufrieron permanentes insultos, pedradas y escraches de la gente, que no les perdona que los hayan abandonado a manos de saqueadores durante dos días de pesadilla, que dejaron al menos un saldo de cuatro muertos. "La plata que se han ganado tiene sangre de tucumanos", fue uno de los reclamos más insistentes que recibieron los policías.

Los manifestantes pidieron la renuncia de Alperovich y mostraron su indignación con Cristina, que anoche mientras la policía reprimía a los tucumanos, bailaba junto al Choque Urbano en el escenario que el Gobierno había instalado en el frente de la Casa Rosada.

Esta vez, el gobierno provincial ante la masividad de la protesta optó por retirar a la policía y la seguridad en la Plaza Independencia quedó en manos de medio centenar de gendarmes que custodiaba los accesos a la Casa de Gobierno, que estaba vallada. El gobernador Alperovich no volvió a hablar luego que esta tarde le echara la culpa a "los radicales" por los saqueos.

Pero la crisis que afecta a su gobierno es evidente: Esta tarde tuvo que pedirle la renuncia al jefe de la Policía, Jorge Racedo, que dejó el cargo junto al subjefe. Con el cambio de jefe y subjefe de Policía, todos los comisarios generales pasarán a retiro.

La tensión que viven los Alperovich quedó en evidencia esta tarde en el Senado de la Nación, cuando le toco presidir la sesión -por el viaje de Amado Boudou a Sudáfrica- a la mujer del gobernador Beatriz Rojkes de Alperovich. Usualmente sonriente, el rostro de Rojkes era una máscara de furia contenida y apenas terminó la sesión se retiró sin saludar a nadie.
Fuente: agencias/lpo-lagaceta/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube