Menu
RSS

btedicion

El gobernador Sapag teje el armado de un negocio petrolero

Neuquén - La provincia es la propietaria de suelo en que se encuentra el disputado yacimiento hidrocarburifero no convencional cuya explotación, de compleja operación, garantizaría a la Argentina su independencia energética. El gobernador Jorge Sapag intenta instrumentar a futuro una empresa petrolera provincial similar a YPF, con participación estatal y privada.

Las inversiones para extraer shale oil y shale gas sólo son viables si se repagan a largo plazo. El esquema actual de vencimientos, que prevé que las concesiones de Neuquén caduquen, en su gran mayoría, en 2026/2027, va a contramano de esa premisa. Frente a ese escenario, la iniciativa neuquina, está dirigida a renegociar nuevos contratos por un lapso que llegaría a los 40 años, y apunta a posicionar, de cara a incrementar la participación en la renta de los desarrollos no convencionales, a la petrolera provincial, Gas & Petróleo (G&P). Y también a fondear al Tesoro provincial con ingresos extras en el marco de la renegociación de nuevos contratos hidrocarburíferos.

La gobernación empezará a convocar desde marzo a las petroleras interesadas en extender sus concesiones más allá de 2026, de acuerdo con lo explicado por un funcionario de extrema confianza de Sapag. La invitación incluirá a los grandes jugadores de la cuenca, con una salvedad. Primero se convocará a los principales privados, entre los que figuran la francesa Total, Petrobras, Pluspetrol, Pan American Energy (PAE), Chevron y Apache. Con YPF -controlada por el Estado- se avanzará en segundo término.

No se trata de una cuestión menor: de concretarse, el plan de Neuquén implica rediscutir los términos de los contratos de casi 100 concesiones hidrocarburíferas, entre las que figuran las mayores yacimientos de gas del país, como Aguada Pichana (operado por Total), Centenario (Pluspetrol), Puesto Hernandez (Petrobras), San Roque (Total), Loma La Lata y Chihuido de la Sierra Negra (YPF) y El Trapial (Chevron).

Si bien todavía resta definir los aspectos específicos de los nuevos contratos, desde la gobernación aseguraron que buscarán que G&P mantenga para sí un porcentaje minoritario de cada bloque. "El objetivo es lograr una participación de entre un 5% y un 10% en todos las áreas de la provincia", señaló un funcionario neuquino.

A su vez, las concesiones de hidrocarburos que caduquen durante la segunda mitad de la década -los grandes yacimientos ya fueron renegociados con petroleras como YPF, Total, Petrobras y Pluspetrol, en 2007 y 2008- pasarán a ser manejadas por G&P y no se entregarán nuevamente en explotación a privados.

Sapag quiere transformar a G&P en una sociedad anónima que cuente con la misma figura y estructura jurídica que YPF. En esa dirección, la empresa provincial, que ya participa de 62 concesiones petroleras, fue capitalizada con U$S 30 millones a comienzos de 2012 para realizar perforaciones en áreas convencionales y de shale oil. Y a fines del año pasado, la compañía fue inscripta en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, aunque recién está previsto que busque financiamiento en el mercado local a mediados de 2013.

Si bien perdió hace algunos años el liderazgo entre los productores de crudo, Neuquén es el principal bunker de la industria hidrocarburífera. Es el mayor oferente de gas del país -con 52,5 millones de metros cúbicos diarios (MMm3/d) del fluido, aporta un 40% de la extracción total- y pelea codo a codo el segundo puesto entre los productores de crudo con un aporte de más de 18.000 m3/d del oro negro, según datos del Instituto Argentino del Petróleo y el Gas (IAPG).
Fuente: agencias/lpo/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube