Menu
RSS

btedicion

Las presiones “K” amenazan a la estructura del PJ pampeano

La Pampa - Las repercusiones por la crisis de las candidaturas nacionales a raíz de la ruptura del acuerdo electoral entre la presidente Cristina Fernández y el senador Carlos Verna llegaron ayer a cuestiones límites, y hasta disparó la interna dentro del Partido Justicialista.

El candidato a gobernador del justicialismo llegó a amenazar con renunciar a su postulación si desde la órbita nacional le retiran la boleta presidencial y producto del desconcierto que recorre las filas del peronismo suspendió el acto de lanzamiento del sábado 2 de julio que se iba a realizar en Santa Isabel. Ahora se habla que podría ser el día 16, si es que no se baja.

Verna, que llegó el domingo a La Pampa de un viaje a Salta, quiere reunirse con la mandataria para aclarar la situación o que resuelva qué va a ocurrir. Si bien desde el entorno del senador afirman que en ningún momento Cristina le quitó el apoyo al senador, todavía están desorientados porque no saben qué pasará con la boleta presidencial, si continuará "enganchada" a la provincial del PJ, si tendrá una colectora con el Partido Humanista y su candidata kirchnerista o si solamente encabezará la del PH.

Para eso, desde el vernismo le pidieron al ex gobernador Rubén Marín que intercediera para lograr una audiencia en la Casa Rosada. Sin embargo, esto no significa que en el fondo, la desconfianza entre vernistas y marinistas sea hoy la norma en las filas del PJ.

Es que desde las filas de los plurales acusan a Marín y su tropa de haber promovido la situación en la que está entrampado hoy el peronismo pampeano. Afirman que primero los convergentes consagraron la candidatura de Luis Campo como diputado nacional y luego, llegada la fecha, le jugaron en contra para promover a la kirchnerista María Luz Alonso -a la que también consideran parte de Convergencia- para competir dentro del justicialismo. Todo ocurrió el sábado pasado cuando vencían los plazos para presentar listas para diputados nacionales.

Esa tarde, desde la Presidencia, llamaron a Marín porque no querían a Campo y querían que se respete el acuerdo electoral entre la presidenta y Verna en la que la postulación al Congreso iba a ser propuesta desde la Casa Rosada. Entonces fue que dirigentes del marinismo comenzaron a pedir avales para Alonso, impulsada por la misma presidenta. Finalmente, como la lista kirchnerista no se pudo presentar por dentro del PJ, Alonso fue promovida por el Partido Humanista en un acuerdo con La Cámpora.

Desde el PH y La Cámpora hablan de que ahora Cristina le dará la boleta de su candidatura presidencial solamente a ellos, y que se la retirará al Justicialismo pampeano. Por ahora, el PJ provincial también tiene esa lista, ya que desde el 15 de junio forman parte de la alianza que a nivel nacional es del Frente Para la Victoria. Las especulaciones hablan de que antes del sábado, cuando se oficializan las boletas, desde el FPV podrían retirarle el "enganche" a Verna a través de una presentación y dárselo solamente a Alonso y al PH. Esto es lo que tratan de evitar, o al menos esclarecer, desde el vernismo.

Ayer el PJ no podía salir todavía de su estado de conmoción luego de conocida la noticia del rompimiento entre Cristina y Verna por la cuestión de la diputación nacional. Reuniones y rumores se sucedieron durante todo el día. Nadie quiso hablar durante la jornada, y sobre la noche Marín recién accedió a hablar con LA ARENA.

Durante la mañana, hubo un encuentro entre los principales dirigentes de la Plural en el despacho del vicegobernador Luis Campo, candidato a diputado nacional. Allí estuvieron los integrantes de la mesa chica del vernismo: Rodolfo Calvo, Sergio Ziliotto, Juan Ramón Garay y Jorge Tebes, entre otros. Luego, varios de ellos se dirigieron a General Pico para hablar con Verna, pero éste no habría querido reunirse.

En la capital vernista.
Por su parte, el vernismo piquense mostró varias facetas a pocas horas de conocida la movida nacional de colocar candidatos a diputados nacionales de matriz kirchnerista en una lista colectora, a través del Humanismo. Las reacciones fueron variadas pero todas dominadas por la sorpresa. Pocos se animaron a decir algo, aunque en voz baja.

Algunos de los dirigentes más cercanos a Verna prefirieron el silencio o esquivar algún tipo de definición política. Otros sinceraron el desconocimiento que tenían acerca de la profundidad de la ruptura del acuerdo con el gobierno nacional. Los más radicalizados dejaron entrever que estaban dispuestos a trabajar por otro candidato a presidente.

En ese esquema hay confianza que Verna pueda ganar la gobernación sin el apoyo del kirchnerismo, aunque se reconoce que la competencia electoral será distinta con respecto a las otras fuerzas. Para una fuente ligada al vernismo, Eduardo Duhalde es un candidato potable al electorado pampeano y se menciona la buena imagen del ex presidente entre los sectores ruralistas. Por otro lado, recordó la buena aceptación que tienen los Rodríguez Saá en La Pampa, en especial en el norte provincial.

"La sorpresa fue para todos", dijo Marín
El presidente del PJ de La Pampa, Rubén Hugo Marín, aseguró anoche que la decisión de la presidenta Cristina Fernández de poner una candidata propia en la lista del Partido Humanista fue una "sorpresa para todos". Además, afirmó que por expreso pedido del diputado provincial Juan Ramón Garay, un alfil del senador Carlos Verna, realizó ayer una gestión ante el ministro del Interior, Florencio Randazzo, para que la primera mandataria comparta la lista con el peronismo pampeano.

El cuatro veces gobernador de La Pampa salió a realizar declaraciones a 48 horas de la decisión que dejó al PJ provincial envuelto en una profunda conmoción y en silencio. Se trata del primer dirigente de peso que se expresa públicamente sobre la sorpresiva jugada del kirchnerismo.

El dirigente atendió por teléfono a LA ARENA desde su casa.
-Marín, ¿cómo se explica la situación en la que está envuelto el PJ pampeano?
-Hoy me habló Garay para ver que el PJ vaya con la colectora de la presidenta. Que también lo lleven al justicialismo. Hablamos al Ministerio del Interior diciéndole (a Randazzo) que llevaríamos en el PJ la colectora de la fórmula presidencial. Ese fue el trámite.
-¿Habló con Verna?
-No, hablé con Garay en el día de hoy. La sorpresa fue para todos, pero particularmente para mí. El sábado, cuando cerraban las listas, a las 12 de la noche, aparecieron los problemas que aparecieron, que yo desconocía. No sólo eso, a excepción de Campo, que era el que se mencionaba, desconocía cuáles eran nuestros candidatos a diputados nacionales. No sé quién es la que va segunda, tampoco.
-Irene Giusti.
-Si, de acuerdo, pero me interioricé el sábado.
-¿La candidatura de Campo partía de un acuerdo entre Plural y Convergencia?
-Sí, porque cuando hablamos con Verna me dijo: "Mirá, va Cacho (el apodo de Campo) de candidato a diputado". Y le dije que me parecía bien, que no había ningún problema.
-Previo a eso se sabía que la presidenta pretendía que el lugar del candidato a diputado nacional fuera para una persona muy afín al kirchnerismo. ¿Campo representaba eso?
-No estuve en las conversaciones que pudo haber tenido Verna con la presidenta. Sé que quería que el cupo se cubriera con (Luciano) Di Nápoli en la lista de la provincia, pero otro detalle no conozco. Cuál fue el problema y por qué se planteó el sábado a las 12 de la noche, no lo sé. Fue una sorpresa. Esperemos que se resuelva bien. Lo deseo por el PJ, por La Pampa y por los candidatos del PJ que ya están.
-Resulta llamativo que el PJ le tenga que pedir a la presidenta que vaya en la lista del partido.
-Casi parece un absurdo, pero bueno, yo no soy el que dispongo y, honestamente, no sé cuál habrá sido la charla, ni qué habrá generado esta situación. Lo desconozco. Soy el presidente del partido, pero mayoría no tengo. A excepción de Campo, que lo mencionó Verna, no conocía ni el nombre de la segunda candidata.
-¿Usted entiende que el nombre de Campo surgió de un acuerdo entre Verna y Cristina?
-Yo lo entendí así, realmente, creí que era así. No sé cuál fue la conversación de ellos. Cuando me dijo que iba Campo me pareció bien porque tengo un gran aprecio por él, personal y políticamente. Siempre acompañó y tuvo que soportar los tiempos difíciles de la Municipalidad de General Pico. Además, porque ellos (Plural) tenían el derecho a elegir el nombre y no tenía por qué objetarlo.
-¿Cómo siguen las gestiones? ¿Viaja a Buenos Aires?
-Simplemente lo que pedí fue eso y les pedí que hablen con Carlos (Verna). Les expliqué que llamé porque me lo pidieron, pero que desconocía cómo era el asunto. Lo que queremos es llevar a la presidenta como candidata.
-¿Qué respondió el ministro Randazzo?
-Me dijo que lo iba a hablar. Hasta ahí te puedo decir. Yo le pedí que hable con Verna, para ver si existieron interpretaciones distintas o qué. Pero la novedad fue el sábado, honestamente, la sorpresa fue para todos.
-¿Cómo cree que puede impactar esto de cara a las elecciones?
-Esperemos que lo podamos superar y que llevemos a Cristina en la lista. Es lo que yo quiero, porque somos justicialistas y apoyamos al gobierno nacional. Es una gran incomodidad, no podemos no llevar la fórmula (Cristina-Boudou). Es casi un absurdo.
-¿Verna podría renunciar a su candidatura si las gestiones no prosperan?
-No lo sé, no lo hablé con Carlos (Verna). Con el único que hablé fue con Garay. Todo pasó con celeridad.
-¿Conocía a María Luz Alonso?
-Sí. En realidad, conozco al padre (el ex concejal de Victorica, Rodolfo Alonso). Ella es una chica joven. La habré visto diez veces, sobre todo porque el hermano trabajaba en el Senado con Silvia (Gallego) y la solía ver. Es la única relación que tengo. Sé que es una buena chica, en fin... Esto es medio inédito, ojalá pudiera explicar y dar razones, pero no las conozco, habría que informarse con quienes son actores principales de este asunto. Yo no lo soy, estoy en la mitad del sandwich. Estoy absorto en medio de una situación de incomodidad.

Oficializan listas
Según fuentes consultadas por este medio, tres listas fueron oficializadas para presentarse en las candidaturas a diputados nacionales por parte del Partido Justicialista. Una de las listas será la encabezada por Luis Alberto Campo - Irene Giusti, mientras que la otra será titularizada por la winifedrense Adriana García, quien estará acompañada por Walter Mario Martínez Almudevar y, por último, Raúl Aragonés y la santarroseña Norma Vendramini completan las postulaciones justicialistas. Dos listas se bajaron, según informaron, al cierre de esta edición, las fuentes cuestionadas por LA ARENA. A su vez, se supo que el partido de Juan Carlos Tierno, Comunidad Organizada, no llevará boleta para candidatos a diputados nacionales.
Por otra parte, este medio intentó comunicarse al cierre de esta edición, con las autoridades electorales de la UCR, y del Partido Humanista para que confirmen las listas pero ninguno atendió los llamados requeridos.
Fuente:laarenalp/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube