Menu
RSS

btedicion

Manual para ganar una elección, comprar DNI a los aborígenes

dniFormosa - A fines de junio de 2009, El Comercial denunció públicamente que más de mil aborígenes de Ingeniero Juárez estaban a punto de realizar una presentación judicial porque manifestaban haber sido objeto de la retención indebida de documentos apenas días antes de las elecciones donde se elegirían concejales de la localidad.


Bienvenido "Pirulo" Helguera - Dirigente PJ Ing. Juarez - RadioUno

Como consecuencia de esa situación, se abrió una causa donde quedaron procesados y próximos a sentarse en el banquillo de los acusados cuando el fiscal que interviene eleve la causa a juicio oral y público el intendente de Ingeniero Juárez, Cristino Mendoza, su hermano (concejal) Francisco Roberto Mendoza y Alicia Nacif y Bienvenido “Pirulo” Helguera.

En una entrevista exclusiva con Radio Uno, Helguera comentó por primera vez en un medio de comunicación lo sucedido con los documentos nacionales de identidad de los aborígenes y admitió haber retenido “cerca de mil documentos con plata que me aportó el intendente Cristino Mendoza”.

A continuación la entrevista textual realizada en el programa El Mirador.

-¿Cómo arranca esta historia Helguera?
-Acá esto empezó con el tema de las elecciones cuando hubo que sustraer los documentos para ganar las elecciones en el 2009, se compraba y se sacaban los documentos con la plata que nos daba Cristino Mendoza.

-¿Cómo se compraban los DNI?
-Había algunos paisanos (aborígenes) a los que les sacábamos así nomás y a los que se resistían y no nos querían dar los documentos, se le pagaba 100 pesos a unos, a otros 50 pesos y al que no lo quería dar se lo amenazaba que no se le va a dar ni la colcha ni la caja ni se le va a llevar agua hasta que terminaban aflojando y te daban los documentos.

-¿Y cuál era su rol allí?
-Yo operaba y sacaba los documentos porque me decía el intendente que vaya a hacer ese trabajo. Yo estaba presionado y estaba engañado pero también a la vez él (por Mendoza) me había prometido lo que me iba a dar, entre ellos que no iba a pagar los impuestos del comedor mío que ya ahora lo mandó a clausurar. Mendoza es un hombre muy apretador, es un hombre que corre a la gente, a mi ya me corrió del Partido Justicialista.

Concretamente me dijo que yo no le servía para nada porque no tenía gente. Si a nosotros nos dijeron que juntemos gente para el compañero Gildo Insfrán porque yo soy gildista y respeto mucho su gestión porque es un muy buen gobernador y este hombre nos está corriendo a todos o está trabajando para otro sector.

-¿Y qué pasó para que Usted contara todo esto?
-El lunes a la mañana me decidí por el apriete que yo tuve por parte de él. Estoy arrepentido de haber trabajado con él y de haber hecho muchas cosas con el sector aborigen. Mendoza a mi no me cumplió las cosas que me había prometido porque yo para sacar un permiso de baile yo tengo que ir pagar a la municipalidad; él no me regaló nada, me prometió un buen sueldo, tampoco lo cumplió porque me dio un sueldo de 300 pesos y después me aumentó a 400 pesos mensuales.

-¿Pensó mucho esta decisión de hablar?
-Si, porque Cristino (Mendoza) te vive apretando, te vive amenazando en la avenida o cualquier lugar. Ese día me dijo “Andá a retirar la plata para pagar el hotel muerto de hambre” y yo soy un compañero de lucha. ¿Cómo me va a decir esa cosa? Y yo le dije que iba a ver quien era yo porque ya me cansé de sus amenazas, ya estoy harto de que me persiga. Le amenazó a mi hija, le amenazó a mi mujer, una cosa que no tiene sentido, yo no se este tipo que tiene en la cabeza.

-Volvamos al 2009…
-En junio del 2009 se elegía concejales y él me pedía que juntara votos porque la elección iba a ser muy dura para que el hermano llegue a ser concejal de vuelta. Pero yo únicamente hice trato con el intendente, él es el que manejaba la plata, no el concejal Francisco. Mi tarea era sacarle los documentos a los aborígenes y después los íbamos a buscar, también le colocábamos los votos en el medio y le poníamos la plata para que vayan a votar. Se los llevaba a votar pero ya iban con el voto separado para entrar al cuarto oscuro para meter ese voto que ellos ya llevaban.

-¿Cuántos DNI llegó a juntar Usted?
-Llegamos a tener cerca de 1000 documentos y eso es mucha plata eso, porque se pagaba 50 y 100 pesos cuando se le retenía el documento y después cuando ya iban a votar se les entregaba 100 pesos.

-¿Cómo es su relación con los aborígenes?
-Muy buena, porque somos muy pocos los que podemos entrar a la parte aborigen y yo entro y salgo porque yo estoy trabajando con ellos. Aprovechando eso le ofrecía la plata por los documentos y se los llevaba al intendente Mendoza.

-¿Cómo se organizaban?
-Desde el viernes a la tarde antes de que se votara el domingo ya empezábamos a trabajar en eso, después se los juntaba a los aborígenes en un lugar, por ejemplo en el polideportivo, después se le daba la plata y ya se los llevaba a votar, las paisanas, con el voto metido en el corpiño, separadas de los paisanos que también ya sabían a quién iban a votar.

-¿Usted es gildista?
-Estoy arrepentido y sinceramente quiero y adoro a mi gobernador porque es una excelente persona y hace mucho por la gente pero lastimosamente este tipo que está dando vuelta todas las cosas en Juárez y nadie en la localidad está contento. Yo quisiera que algún día vaya el señor gobernador, hable con algunos vecinos y llegue medio a escondidas y les pregunte cómo se vive allá con este intendente que aprieta a todos.

-¿Alguna vez hizo ese trabajo para Insfrán?
-Para el compañero Gildo Insfrán no hace falta que hagamos este trabajo sucio que hizo este señor o me usó a mi. Mendoza ya largó su reelección, Cristino 2011, anda repartiendo gorras y pone en su boca a Insfrán.
Yo siempre fui político, yo siempre fui luchador del partido peronista y siempre trabajé para el gobernador Gildo Insfrán.

-Esto le dijo alguna vez al Juez de la causa que lo procesó?
-Todavía no le conté nada al Juez, yo solamente lo digo porque tengo un peso encima, vivo amenazado, me han clausurado los bailes, me manda la policía a hacerme cosas que no tiene que hacer y hay cosas que no encajan porque yo soy un perseguido.

Lo que le estoy contando ahora no está en el expediente judicial pero porque estoy arrepentido de haber trabajado con esta persona porque viven mintiendo y maltratando a la gente de allá. Entonces esto se tiene que terminar

-¿Su familia sabe de todo esto?
-Yo hablé con mis hijas, hable con mi mujer y les dije que esto me puede salir caro porque puedo ir preso y estoy arrepentido y estoy dispuesto a pagar mis culpas si tengo que ir preso porque estoy arrepentido de haberlo hecho con estas personas que no se merecen.

-¿Usted tiene algún tipo de ingreso por trabajar en política?
-Cualquier puntero político siempre tiene una ayuda, siempre tiene un sueldo. Pero a mi me persiguieron de otra manera porque el sueldo no era tanto, porque el sueldo no era realmente para mi sino para otra persona que necesita. Yo cobro 300 pesos y a partir de este mes 400 y se lo doy a otros dirigentes que están muy desprotegidos y nadie los ayuda porque allá por ejemplo para hablar con Mendoza tenés que pasar por dos o tres secretarias.

-¿De dónde sacaban la plata para pagar los documentos y los votos?
-Desconozco la plata de donde salía, eso me daba él (Mendoza) porque yo no tengo esa plata, desconozco eso, lo que si había un portafolio con plata, mucha plata. Estos trabajos se hacen 10 días antes.

-¿Participó en otras elecciones haciendo esto mismo?
-No, pero también existió el secuestro de documentos en otras elecciones pero yo desconozco quien habrá estado a cargo de ese operativo, pero hubo.

-¿Tiene miedo que el juez lo cite a declarar?
-Me citaron varias veces del Juzgado Federal y al Juez yo le conté otra cosa porque me presionaban y me apretaban, ellos me traían, me pagaban hotel, me pagaban la comida y me llevaban de vuelta o sea que no me dejaban en ningún momento libre.

-Si lo citan desde la justicia. ¿Va a decir lo mismo que ahora?
-Esto lo voy a decir delante del Juez porque estoy arrepentido y me quiero sacar un peso de encima, tengo vergüenza de decir que mis hijos van a la escuela “tu papá roba los documentos de los aborígenes”.

A mi el intendente no me ha dado una mano, me persigue y hace perseguir mi familia. Estoy cansado y si tengo que morir quiero morir tranquilo no quiero llevar ninguna carga, porque me he “prendido” y lo reconozco.

-¿Denunció esto ante la policía?
-No, porque si vos vas a radicar una denuncia en la policía por amenazas te meten preso a vos. Hay mucha afinidad entre la policía y el intendente.

-¿Su casa fue allanada por Gendarmería en una oportunidad?
-Mi casa fue allanada pero no encontraron nada porque teníamos los documentos en un sector del monte. También me allanaron la confitería, hicieron todo lo que tenían que hacer pero yo no tenía nada ahí.
Fuente:elcomercialfsa/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube