Menu
RSS

btedicion

Ocultan legisladores del PJ información sobre un pago a Vandenbroele

Formosa - El gobierno de Gildo Insfrán pago a Alejandro Vadenbroele, investigado en la causa Ciccone,  $7,6M por un asesoramiento en la reestructuración de la deuda provincial. La UCR presentó un pedido de informes sobre esa erogación y los legisladores del PJ, mayoría en la Legislatura provincial, rechazaron el pedido.

"Es evidente que el peronismo de Formosa no quiere hablar del tema y mucho menos dar explicaciones sobre lo publicado en medios nacionales sobre un pago millonario a una entidad que aparece involucrada en las maniobras de apropiación de la firma Ciccone", advirtió el diputado UCR Martín Hernández en declaraciones a la agencia DyN.

El PJ tiene mayoría en la Legislatura de Formosa y, por norma, cada pedido de informes que impulsa un legislador no puede ser canalizado personalmente por los diputados sino que debe ser aprobado por el plenario del cuerpo, algo que no logra nunca sortear la hegemonía peronista en el recinto.

Los legisladores del PJ provincial trabaron anoche un pedido orientado a que el Ejecutivo formoseño se presente ante el cuerpo para dar detalles sobre el pago de esa cifra millonaria a una consultora relacionada con Vandenbroele, sospechado de ser testaferro del vicepresidente Amado Boudou.

La ruta de ese dinero, cuyo pago por parte de la administración de Insfrán fue revelado por La Nación el domingo último, registra baches misteriosos, de los que el diario da cuenta en su edición de hoy.

El frustrado pedido de informes fue impulsado por el diputado provincial del radicalismo Martín Hernández y pretendía que el gobierno de Insfrán informara si el Fondo Fiduciario Provincial (Fonfipro) pagó 7,6 millones de pesos a The Old Fund, cuyo titular es Vandenbroele.

Según reconstruyó La Nación los 7,6 millones salieron de Formosa, pero los registros de su camino hasta llegar a destino en una cuenta del Banco Macro son falsos.

La ruta del dinero detrás de The Old Fund y Vandenbroele aportó así otra inconsistencia. Porque se desconoce por dónde circularon los $ 7,6 millones de "comisión" por el supuesto trabajo de consultoría. Y se suma así a otros interrogantes sobre cuál es el verdadero origen de los $ 50 millones con los que se financió la nueva Ciccone y quiénes son sus verdaderos dueños y prestamistas de la operatoria.

En los papeles, los $ 7,6 millones arribaron al Macro el 21 de mayo de 2010 con un paso previo por el Banco de Valores, mediante una operación formal a través del "mercado electrónico de pagos" (MEP), según confirmaron a La Nación fuentes con conocimiento de los registros bancarios en disputa.

Sin embargo, desde el Banco de Valores indicaron que no consta en sus registros ningún movimiento de fondos por ese volumen, ni durante ese día ni los anteriores. Más aún, indicaron que ni Vandenbroele, investigado por la Justicia como supuesto testaferro del entonces ministro de Economía, Amado Boudou, ni el gobierno de Gildo Insfrán son siquiera sus clientes.
Fuente: agencias/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube