Menu
RSS

btedicion

Controvertida visita de Cristina a Gualeguaychú, asambleístas disconformes

Entre Ríos, Gualeguaychú - La presidenta Cristina Kirchner fue hoy bienvenida en Gualeguaychú, donde incluso aceptó ponerse un tocado de carnaval para una foto, pero la Asamblea Ciudadana Ambiental de la ciudad planteó su disconformidad por no haber podido concretar un encuentro con la mandataria y disgusto con su discurso.
Cristina Fernández afirmó que los argentinos "somos hombres y mujeres de paz", en respuesta la revelación que hizo el ex presidente uruguayo Tabaré Vázquez, sobre que mantuvo una hipótesis de guerra entre ambos países por el conflicto de la pastera UPM (ex Botnia) "Al presidente José Mujica, a su esposa Lucía (Topolansky) y a todos los uruguayos, les digo que tengan la tranquilidad que nadie puede confundir a esta Presidenta y mucho menos a los argentinos, que somos hombres y mujeres de paz", afirmó la jefa de Estado en Gualeguaychú, Entre Ríos, donde viajó para encabezar un acto por el aniversario de fundación de la ciudad. Desde Alemania, Mujica calificó a los asambleístas como "gente que no es mala, son militantes y la causa que levantaron es una causa simpática" y afirmó que "Uruguay tiene que estar necesariamente bien con los vecinos, porque los países no se mudan y de los vecinos se precisa a veces más que de los familiares".
En el acto de hoy, Cristina Fernández exaltó la figura de su fallecido esposo, el ex presidente Néstor Kirchner, al que calificó como "un dirigente sin par", y recordó que en mayo de 2006 anunció también en Gualeguaychú que la Argentina reclamaría por Botnia ante el Tribunal de La Haya. Según Cristina Fernández, a su esposo "algunos medios siempre lo trataron y quisieron construir de él una imagen como si fuera una persona destemplada", y lo contrastó en forma elíptica con la revelación que hizo Tabaré Vázquez sobre su actuación en el conflicto: "miren lo que pasa al cabo de la historia, cuando uno viene a enterarse de algunas cosas ¿no?". El martes pasado, en visita a un colegio de Montevideo, Vázquez admitió que durante el conflicto hizo gestiones ante la ex secretaria de Estado norteamericana Condoleezza Rice para analizar el respaldo de Bush ante esa hipótesis bélica y al día siguiente, después de las críticas, ratificó: "Todos se sorprenden y se rasgan las vestiduras, y parece que se olvidan que por el conflicto de Botnia sacamos el Ejército a la calle". Esas declaraciones, de las que después se arrepintió y pidió disculpas públicas, derivaron en el anuncio de su retiro de la política. Una semana después del incidente, Cristina Fernández eligió la ciudad de Gualeguaychú, epicentro de la protesta ambiental, para recordar que el ex presidente "siempre confió en el derecho y en América del Sur para resolver pacíficamente sus conflictos y pudimos superar esta situación con los queridos hermanos del Uruguay".
Los asambleistas discreparon con el discurso de la presidente Cristina y así lo expresó a NA Juan Veronesi, uno de los asambleístas más representativos, quien gestionó sin éxito ante el intendente de Gualeguaychú, Juan José Bahillo, la posibilidad de acercarle un petitorio de la asamblea en mano a la Presidenta.
"El petitorio fue entregado por el intendente, no lo recibió de mano nuestra", lamentó Veronesi en diálogo con NA y agregó que ese documento "tiene las quejas de siempre".
"Que el conflicto no terminó, que no es cosa tonta lo que nosotros hacemos y también pedimos la reactivación de la vigilancia en el Río Uruguay y el control del aire que respiramos en Gualeguaychú", enumeró.
El asambleísta exteriorizó su disconformidad con el discurso que la presidenta Cristina Kirchner hizo en Gualeguaychú.
"Personalmente no tengo muchas esperanzas, pero al hacer esas alusiones de que para ella el conflicto está superado, es lo que me genera", dijo.
Y agregó: "Estamos disconformes, lo único que podemos decir es que nos hemos hecho ver, con pancartas, se le coreó el "no a las papeleras" y eso lo tuvo que oír".
No obstante, la asamblea evitó hacer manifestaciones pese a la relación con vaivenes que mantuvo con los distintos gobiernos kirchneristas a partir del conflicto por la pastera Botnia.
Más allá de la intención de los asambleístas, Cristina estuvo en Gualeguaychú en medio de un clima festivo y hasta se animó a posar para la foto con un tocado típico de carnaval, con los símbolos de la bandera argentina, obsequiado por el intendente local, en el marco del 228 aniversario de la ciudad entrerriana.
La jefa de Estado llegó al lugar donde fue recibida al ritmo de un tamboril y representaciones de todas las comparsas de Gualeguaychú, sede de los tradicionales carnavales provinciales.
Acompañada por el secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, la mandataria recibió el tocado que le regaló el intendente Bahillo. Si bien al momento de recibir el tocado la jefa de Estado no se lo quiso colocar, luego de su encendido discurso sobre la superación del conflicto por las papeleras, aceptó con alegría y coquetería posar con el casquete.
Fuente: na/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube