Menu
RSS

btedicion

Conciliación obligatoria en el conflicto Donnelley

Buenos Aires - Cuatrocientos puestos de trabajo están en riesgo. La imprenta, multinacional, Donnelley advirtió que cerrará sus actividades en la Argentina y solicitará su quiebra. La administración Scioli decretó la conciliación obligatoria, y los delegados de los trabajadores piden la expropiación de la empresa, asimilando la situación a la ex Ciccone.

"Lamentamos profundamente tener que comunicarle que, afrontados a una crisis insuperable y habiendo considerado todas las alternativas viables, estamos cerrando nuestras operaciones en Argentina y solicitando la quiebra de la empresa, luego de 22 años de actividad en el país". Así rezaba el cartel con que sorpresivamente se encontraron los 400 trabajadores de Donnelley cuando ingresaban a la planta la mañana de este lunes.

Ubicada en el kilómetro 36.700 de la Colectora Panamericana, en la localidad de Garín, partido de Escobar, los empleados decidieron realizar un corte en la Colectora de esa arteria, a la espera de una respuesta del Ministerio de Trabajo en el marco del respeto de las fuentes de trabajo.

Según informaron desde la administración bonaerense, a través de un comunicado, para las 16 se citó a una reunión entre las partes, con "el objetivo de proteger el empleo de quienes allí trabajan, ante el cierre de la planta". Sin embargo, al fracasar la audiencia de más de dos horas para intentar arribar a una solución al conflicto, se dictó la conciliación obligatoria.

Además, desde ese ministerio confirmaron que el miércoles, a las 11, se desarrollará una audiencia entre las partes, en la sede de la cartera laboral de La Plata.

Mientras tanto, quien se refirió al tema fue Héctor "Chino" Heberling, dirigente del Nuevo MAS, quien declaró que "el cierre de la empresa gráfica Donelley desnuda una vez más las mentiras del 'relato K'; si es verdad que el Gobierno quiere defender los puestos de trabajo, debe inmediatamente expropiar sin pago a la empresa. Y no hay excusas: si expropió Ciccone para tapar al chorro de Boudou, es mucho más lógico que expropie Donelley para que 400 familias no se queden en la calle".

Además, aclaró que "la militancia de la zona norte del Nuevo MAS está desde la madrugada en la puerta de fábrica en solidaridad con los trabajadores de Donelley y estamos a disposición de las medidas que la asamblea decida".
Fuente: agencias/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube