Menu
RSS

btedicion

Bolivia: Rusia avanza en la región con la penetración de tecnología nuclear

731 central nuclear La Paz - Finalmente Evo Morales logro el acuerdo de los vecinos de El Alto, ante la negativa de los de Mallasilla, para la instalación del Centro Nuclear, que demandará un inversión de u$s 300 millones, con tecnología de Rusia y la participación de Argentina en la formación de recursos humanos y la construcción de las instalaciones.

La infraestructura del centro estará ubicada en los distritos 8 y 10 de la ciudad de El Alto. Según describió el presidente Morales el proyecto consta de una planta de ciclotrón-radio farmacia, planta multipropósito de radiación gama y reactor nuclear de investigación. Será concluido en cuatro años, trabajo en el que además se empleará tecnología provista por Rusia y asistencia de Argentina.

Para cumplir con ese propósito Evo recomendó a las autoridades de El Alto gestionar de manera inmediata los terrenos, entre 15 a 20 hectáreas. El Presidente anunció que la próxima semana ya vendrán rusos expertos para empezar con los estudios. "El reactor no presenta ningún riesgo para la madre tierra, usa estándares y medidas altas de seguridad", acotó.

La viceministra de Energía, Hortensia Jiménez, confirmó que el centro nuclear se construirá en el Distrito 8 de El Alto. Previamente, el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), Franklin Machaca, había informado que se llegó a la decisión en una reunión con el presidente Evo Morales."Proyecto grande que no se puede mirar desde un punto de vista partidario, ni personal, ni individual, sino hay que ver desde un punto de vista regional, departamental y nacional", manifestó Morales.

Explicó que la construcción del centro nuclear permitirá a Bolivia dar un salto en la parte científica y tecnológica porque impulsará la investigación científica con aplicación de energía nuclear de uso pacífico para el campo de la medicina. "Bolivia contará con una comunidad de investigadores, científicos bolivianos", reiteró.

Respecto a la planta de ciclotrón-radio farmacia, el Primer Mandatario dijo que permitirá investigar sobre nuevos fármacos y en el campo nutricional ayudará a explorar el consumo de alimentos. Mientras que la planta multipropósito de radiación gama contribuirá a mejorar la seguridad e inocuidad alimentaria, el incremento de la productividad agroindustrial y se podrá conocer las condiciones para prolongar el tiempo de conservación sana de alimentos. "El reactor nuclear estará al servicio de las universidades, institutos de investigación para formación, capacitación y especialización", resaltó Morales.

Sobre los posibles riesgos y afectación a la población, el Presidente dijo que el funcionamiento del centro nuclear no representa ningún riesgo para el ser humano ni a la madre tierra: "No genera residuos nucleares, ni ocasiona impactos ambientales, usa estándares o medidas muy altas de seguridad. No contamina el suelo, ni el agua, ni el aire", aclaró Morales.

El dirigente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de El Alto, Franklin Machaca, prevé que la edificación del centro comenzará en el aniversario de El Alto, el 6 de marzo de 2016.

En líneas generales en el desarrollo nuclear, de la región, se venía utilizando tecnología alemana y francesa, pero desde hace unos años Rusia, despues del desastre de Chernobyl, comenzó a intentar introducir su tecnología, y sus primero pasos fueron avanzar en la Argentina, donde logró un acuerdo, firmado por Cristina Kirchner y el presidente Putin, para la construcción de una sexta central nuclear, con tecnología VVER-1000 y la asociación en el desarrollo conjunto para el diseño y construcción de centrales con esta tecnología en otros países, en especial Latinoamérica y África.

Rosatom es la empresa estatal rusa, que construirá la central nuclear en Argentina, y también es con la que Evo Morales acordó la instalación del Centro Nuclear, en El Alto. La clave de ese emprendimiento, tuvo un actor argentino, el ministro de Planificación Julio De Vido, quien negoció los términos de los convenios, tanto con La Paz como con Moscú, lo que revela los esfuerzos de la presidente Cristina Kirchner para tratar de asegurar el mantenimiento de una relación estratégica con el gobierno de Putín, tal como lo exhibió luego de su última video conferencia con el mandatario ruso, al que le aseguró que quién la suceda mantendrá a misma política.

Finalmente, es posible afirmar que en algunos escenarios, la geopolítica y el poder se combinan en lógicas diferentes a la de la competencia y el conflicto. El desarrollo nuclear en Irán o la constante amenaza de Corea del Norte frente al occidente euroatlántico son parte de esa lógica. En América del Sur, la ecuación del desarrollo nuclear estaría sesgada por otros componentes: la geopolítica de la integración y la política de interdependencia, en lugar de la fragmentación y la política de poder de suma cero.

A partir de este escenario es posible decodificar el fondo de los acuerdos en materia nuclear. Por un lado, son específicos en los objetivos de la cooperación nuclear, comprometiendo transferencia de tecnología, capacitación, administración de recursos y asistencia legal y, por otro lado, plantean para los distintos campos de la relación bilateral un abordaje político que redunda en beneficios para ambos países, lo cual, de forma tangencial, también contribuye a la consolidación de los procesos de integración regional.

Sin embargo, no puede dejarse de lado que en el juego de poder internacional hay piezas que se están moviendo en el cono sur de América. Debe recordarse que China y Rusia han firmado un acuerdo estratégico de poder a nivel mundial, y que ambas potencias avanzan decididamente sobre la región, en la que existen dos reservas esenciales para el futuro, energía y producción de alimentos.

En ese complejo tablero entran las naciones de Sudamérica, que frente a China y Rusia, deben evaluar con inteligencia y precaución los acuerdos que establecen, a fin de no quedar sometidas a situaciones de dependencia, ya sean financieras o tecnológicas, que pongan en riesgo su independencia en decisiones de posicionamiento a nivel global.
Fuente: agencias/rp/www.visionfederal.com

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube