Menu
RSS

btedicion

Brasil: tramposa rendición de cuentas de un gobierno deteriorado

678 dilma rousseff lloraBrasilia - Con una imagen que se deteriora invariablemente, la presidente Dilma Rousseff enfrenta el descrédito que le ocasiona la corrupción y la recesión económica que afronta en el país.

 

En los últimos días, a Rousseff le apareció un nuevo contencioso vinculado, en alguna medida con las características del párrafo anterior. Se trata de la recomendación del Tribunal de Cuentas al Parlamento en el sentido de no aprobar la rendición presupuestaria del año 2014.

El organismo considera que están repletas de irregularidades, todas ellas destinadas a maquillar la amplitud del déficit público en el 2014, año electoral.

El nuevo “cargo” revalida y otorga un nuevo sentido a la demanda de la oposición de proceder a la destitución de la presidente que atraviesa su peor crisis y cuya índice de popularidad se ubica en lo más bajo desde que asumió el cargo.

En rigor, el dictamen del Tribunal de Cuentas desnuda las trampas contables del gobierno. Así, hacía pasar gastos corrientes por gastos de organismos descentralizados, de tal manera de disimular un gasto público excesivo y, sobre todo, superior al autorizado por las cámaras legislativas.

Ahora, el Congreso deberá expedirse sobre el informe, algo que depara un trámite de varios meses, probablemente para los comienzos del 2016.

El 02 de octubre de 2015, Rousseff intentó un golpe de timón político en la búsqueda de un cambio que le permita superar la crisis.

Rousseff redujo de 39 a 31 el número de ministerios. No obstante, a los efectos de mantener una mayoría, incrementó de 6 a 7 las carteras que recibe el indisciplinado aliado que es el centro derechista Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB).

Además, el PMDB, entre los ministerios, recibe el de Salud, que es el de mayor presupuesto. Es el costo a pagar para retener el PMDB que, si pasa a la oposición, sella la destitución de Rousseff.

Sin dudas, uno de los mayores costos que paga el gobierno del Partido de los Trabajadores (PT) es la corrupción que sale a la luz casi a diario y que indica una rapacidad sin límite, en particular respecto de la empresa petrolera estatal Petrobras.

A finales de setiembre de 2015, el ex tesorero del PT, Joao Vaccari, fue condenado a 15 años de prisión por “corrupción pasiva”. Dicha sentencia corresponde a su culpabilidad por su rol de intermediario para favorecer a un “cartel” de empresas contratistas de Petrobras a cambio de casi un millón de dólares.

Junto a Vaccari, el juez Sergio Moro, convertido en un ídolo anti corrupción por la opinión pública brasileña, condenó a veinte años de prisión, por el mismo delito, a Renato Duque, un ex directivo de la petrolera estatal.

Desde la economía, el gobierno se vio obligado a anunciar un alza para los impuestos y una reducción de los gastos a fin de evitar presentar el presupuesto de 2016 con déficit primario, es decir déficit sin contar el pago de las deudas del Estado.

La reducción de gastos implica la supresión de ministerios –alrededor de mil empleos-, el congelamiento de salarios en el sector público y el corte en gastos sociales como las ayudas para el alojamiento y los gastos en salud.

El Producto Bruto Interno (PBI) cayó un 1,7 por ciento durante el primer trimestre del año y un 1,9 por ciento en el segundo. La inflación orilla el 10 por ciento anual y el desempleo subió al 7,5 por ciento de la población activa.

Fuente: agencias/ld/www.visionfederal.com 

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube