Menu
RSS

btedicion


Deprecated: Non-static method JSite::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/sietepec/public_html/templates/gk_news/lib/framework/helper.layout.php on line 181

Deprecated: Non-static method JApplication::getMenu() should not be called statically, assuming $this from incompatible context in /home/sietepec/public_html/includes/application.php on line 593

Bolivia: el fenómeno Morales y la salida al Océano Pacífico

117 morales y militarLa Paz -Para la visión internacional, Bolivia es sinónimo del litigio con Chile para la recuperación del litoral marítimo perdido en la Guerra del Pacífico del siglo XIX y de la personalidad de su presidente Evo Morales.

Reelecto en octubre pasado con el 61 por ciento de los votos, Evo Morales inició, en enero de 2015, su nuevo período de gobierno. Ocupa la presidencia de Bolivia desde el 2006.

Es el presidente en ejercicio más antiguo de América Latina y la oposición teme que reforme la Constitución para continuar en el poder. De momento, Morales se limita a señalar que no está en sus planes.

El gobierno de Morales gozó hasta ahora de los altos precios de las materias primas, en particular del gas que Bolivia exporta a la Argentina y al Brasil. Pero, esa bonanza terminó.

Sin embargo, a diferencia de su vecino del sur, la administración de Morales es equilibrada en materia presupuestaria. Su redistribución de la riqueza se llevó a cabo sin comprometer las finanzas públicas.

Hoy Bolivia muestra cuentas saneadas que le permiten acceder a empréstitos internacionales con bajas tasas de interés junto con éxitos inobjetables en la lucha contra la pobreza.

Previsor, el presidente llamó a su administración a prepararse para la crisis que produce la caída de los precios del gas. No obstante, los pronósticos de crecimiento de Bolivia para el 2015 se perfilan entre los más altos del continente y se ubican en torno al 5,4 por ciento del Producto Bruto Interno.

Pero Morales representa mucho más que una imprescindible buena administración. Representa la inclusión de los indígenas y de los mestizos en la vida política y social boliviana.

No se trata de una mera reivindicación semántica o vocinglera. Reconocimiento del valor jurídico del derecho tradicional de cada pueblo, enseñanza en el idioma respectivo, aceptación de la medicina tradicional, reconocimiento del idioma respectivo en los documentos públicos, participación política, hacen de Bolivia, tal como lo señala su nombre oficial, un Estado Plurinacional.

Además, Morales es el presidente de la infraestructura. Rutas asfaltadas, cloacas y agua potable, créditos para la compra de tractores para los campesinos, son algunos de los logros de un presidente al que más de uno imagina como un “gran constructor”.

El “boom” económico acercó al presidente a la gente del llano. Sobre todo de Santa Cruz, otrora opositora acérrima.

Y está el teleférico de La Paz-El Alto. Esa obra fantástica que redujo el tiempo de recorrido entre las dos ciudades a solo 15 minutos. Pero no se trata solo de una distancia y de un tiempo. Se trata de integración entre la ciudad española, colonial y blanca de La Paz, con la indígena de El Alto.

Evo Morales es una mezcla pragmática de ideología izquierdista y reivindicativa con reglas de capitalismo que no se violan.

Es un “rompe prejuicios”. Es un indígena aymara, que habla con ciertas dificultades el español, pero que no se acompleja, ni se abruma, para manejar el Estado; es un sindicalista que no se limita a defender sus propios intereses, sino que se hace cargo de los de la población; es un socialista que no solo sueña con un mundo mejor, sino que produce crecimiento de la economía del país.

Hasta el momento, existen mil razones para votar por Evo. Y, hasta el momento, así lo entiende la mayoría de los bolivianos.

Riesgo: sí claro, la eternización en el poder.

La eternización, por un lado, y la pretensión, muy latino americana, de hegemonía. Las elecciones subnacionales –así se designan en Bolivia a las elecciones departamentales y municipales- constituyen una prueba al respecto.

Acostumbrado a éxitos electorales, Morales enfrenta un desafío en su bastión de la ciudad de El Alto. Allí, Soledad Chapetón, 34 años, aimara que no viste las ropas tradicionales y licenciada en pedagogía, es la favorita y no pertenece al Movimiento al Socialismo de Morales, sino a la derechista Unidad Nacional.

Chapetón es ahora favorita para ganar la elección tras la regular gestión del actual alcalde y candidato oficialista. Morales aseguró que si Chapetón gana, El Alto quedará afuera del programa estatal de apoyo a los municipios. Mostró una veta autoritaria. Chapetón, hábil, dijo que se trató de una frase dicha al calor de la campaña. Veremos.

Pero Bolivia, además de Morales, expone, ante el mundo, una demanda histórica que se remonta al resultado de la Guerra del Pacífico que opuso a Bolivia y al Perú contra Chile entre 1879 y 1883.

Aquel conflicto bélico en torno a la explotación del salitre, empleado como fertilizante natural, determinó la pérdida del litoral marítimo boliviano que incluía los puertos de Antofagasta, Mejillones y Tocopilla, y la actual ciudad minera de Calama.

Desde entonces, Bolivia es un país sin salida al mar, situación que impulsa una demanda nacional que esgrimen todos los gobiernos. Precisamente, el presidente Morales acaba de instituir como materia de enseñanza obligatoria al reclamo boliviano.

Para ello se basa en el Libro del Mar, un texto editado en el 2014 y escrito por diversos autores, historiadores y juristas, encabezados por quien fuese también presidente de la República entre 2003 y 2005, Carlos Mesa.

Actualmente, la demanda boliviana está radicada ante la Corte Internacional de La Haya que debe, en primer término, resolver un “incidente de incompetencia” interpuesto por Chile, con el objeto que el Tribunal no considere la demanda boliviana.

Para Chile se trata de un antecedente que pone en juego la estabilidad de las fronteras. Sostiene la posición en que la Corte Internacional de la Haya no puede intervenir en un asunto resuelto por un tratado anterior a la fecha de su creación.

La Corte fue creada en 1948 y el tratado a que hace alusión Chile es el de 1904, que estableció las fronteras entre ambos países. En rigor, el propio tratado establecía como árbitro frente a cualquier controversia al emperador de Alemania, quien renunció a actuar como tal.

El “Kaiser” fue reemplazado en 1907 por la Corte Permanente de Arbitraje, también con sede en La Haya, que no debe confundirse con la Corte Internacional a la que recurrió, ahora, el gobierno boliviano.

Bolivia sostiene que el Tratado de 1904 fue firmado en condiciones desventajosas. La demanda boliviana fue presentada en abril del 2011, cuando el presidente Morales comenzó una acción decidida sobre la materia que abarca distintos frentes.

Uno de esos frentes, además del educativo mencionado más arriba, es el cultural. Desde la Marcha Naval, también conocida como Himno al Litoral, que proclama que Antofagasta “volverá a la patria” y que es entonada obligatoriamente en todos los actos oficiales, hasta los premios culturales Eduardo Abaroa por el nombre del máximo héroe militar boliviano de la Guerra del Pacífico, conforman esta nueva búsqueda de fervor nacionalista.

La Marcha Naval fue presentada como prueba por parte del gobierno… chileno ante el Tribunal de La Haya. Ocurre que la marcha es reivindicatoria de territorios y su entonación obligatoria en los actos oficiales fue dispuesta por decreto presidencial.

Frente al argumento chileno que, de prosperar, invalida la actuación de la Corte Internacional, Bolivia opone su argumento que no busca reivindicar territorios sino el cumplimiento de promesas que varios presidentes chilenos hicieron respecto de la salida al mar boliviana. Cita a los opuestos Salvador Allende y Augusto Pinochet.

La posición boliviana no parece la mejor. En el fondo, el conflicto se reduce a decidir si una victoria militar otorga o no derechos. En la actualidad, la mayor parte de la doctrina dice que no. En 1904, toda la doctrina decía que sí.

El 4 de mayo próximo, Bolivia deberá presentar, ante la Corte Internacional, su alegato oral. Cuatro días después lo hará Chile. Posteriormente, sobrevendrá el fallo que dictaminará si la demanda boliviana procede o no.
Fuente: agencias/ld/www.visionfederal.com

SECCIONES

SUPLEMENTOS

MAS NOTICIAS

CONECTAR CON VISION FEDERAL

  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • RSS
  • Emails Newsletters
  • YouTube

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/sietepec/public_html/libraries/joomla/filter/input.php on line 656

Deprecated: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /home/sietepec/public_html/libraries/joomla/filter/input.php on line 659